Artículos Históricos Noticias World of Warships

Leningrad: El primer destructor soviético

Leningrad

Rápido, pesadamente armado y con una buena dotación de torpedos, el Leningrado fue el primer ladrillo que construyo la poderosa flota soviética, una de las más importantes del siglo XX. Su vida operativa giraría en torno a la defensa de la ciudad que le dio nombre y a la que contribuyo decisivamente a defender.

Historia

Desarrollo

Con el establecimiento de la Unión Soviética vino una costosa y dolorosa guerra civil que desangro al país. Durante este período y los años inmediatos los soviéticos se enfocaron en aspectos más urgentes quedando la Marina de lado y un poco olvidada. Pero en la mente de Stalin estaba claro que si quería proyectar internacionalmente su política iba a necesitar  una marina a la altura de las potencias. Esto no se consigue de la noche a la mañana, ya que había perdido muchísima gente con la experiencia adecuada para la tarea de diseñar y construir los barcos que requería. Sin embargo su férrea voluntad logro imponerse y se visualizaron progresivos aumentos de la flota con planes quinquenales.

El primer proyecto del primer plan quinquenal fue un destructor con las líneas más modernas. Un “Contre-torpilleur” al estilo de los franceses (su parecido con el “Chacal” es evidente). Pesado y rápido, fue pensado para  exploración y combatir contra otros destructores más que para hostigar una línea de batalla.

Su armamento principal sería un nuevo cañón de 130mm que debía mejorar el desempeño del anterior 130mm de la 1ºGM. Se preveía que fuese capas de defenderse de los aviones de esa época.

Diseño

Con 126.5 metros de largo y solo 12 de ancho el Leningrad es un diseño angosto y pensado para la velocidad. Pesaba unas 2500 toneladas en orden de combate.

Los trabajos en el diseño, en el en ese momento llamado “Proyecto 1” comenzaron con el primer plan quinquenal de Stalin, sobre el final de la década del 20 y comienzo del 30. Los diseñadores, sin experiencia previa en trabajos de tal envergadura fueron muy ambiciosos y la construcción del Leningrado estuvo plagada de demoras. Siendo una de las principales que las armas que iba a llevar no estaban todavía diseñadas.

Su construcción comenzó en noviembre del 32 y fue terminada recién en diciembre del ’36. Un período tan largo como para construir un acorazado.

Como era inevitable en un primero intento se revelaron algunos problemas. Su puente grande y masivo lo hacía “pesado arriba” y su proa baja y la concentración de peso en el frente le daban malas características de navegabilidad. Esto en parte era soslayado porque su accionar se daba en los mares interiores como el Báltico y el Negro que no tienen condiciones tan extremas como el Atlántico.

La basa principal de este barco era sus 5 cañones 130 mm/50 B13. Este cañón fue pensado primero para equipar submarinos pero se rebeló muy pesado. Su evolución y readaptación fue una de las principales causas de demora en la construcción del Leningrado. En principio tuvo serios problemas con el desgaste ya que había que cambiar el cañón después de solo 130 disparos. O sea el Leningrado tenía más munición que lo que su cañón soportaba disparar. Después de muchas y variadas pruebas se corrigió el problema profundizando los surcos (de 1.0 mm. a 2.7 mm.).

El B13 disparaba entre 6 y 10 disparos por minutos. Tenía una enorme variedad de proyectiles. Pero los que interesan en el juego son el HE-46 y el SAP-46. Estos pesaban 33,5 kilos y su velocidad inicial era 870 m/s.

La torreta individual pesaba  11.8 toneladas y su velocidad de rotación era de 5º por segundo.

Un problema que tenían era que por su ubicación la torreta 3 tenía un arco de fuego limitado.

Historial de Servicio

El “Leningrad” tras su larga construcción estuvo listo a tiempo para la guerra más grande de todos los tiempos. Fue asignado a la flota del Báltico y participó en los combates en el Báltico bombardeando posiciones finlandesas en las cruciales islas del Golfo de Finlandia. Fue dañado y se retiró por reparaciones.

La invasión alemana fue una completa sorpresa y el Leningrad se vio en el rol de usar sus cañones para apoyar a las tropas de tierra mientras estas trataban de resistir el blitz alemán. Asignado a Tallin, el “Leningrad” hundió un ferri que los alemanes usaban para transportar tropas. También defendió un importante cruce de río y se le atribuye haber destruido 20 tanques enemigos.

Sin embargo, el rápido deterioro de la posición le dio un nuevo trabajo al tener que evacuar a las tropas que defendían Tallin, y especialmente a las islas de Hankö – una importante base naval avanzada en el golfo.

Los alemanes y finlandeses emprendieron desde el primer momento una gigantesca campaña de sembrado de minas y el Leningrad se encontró con que no podía salir de la ciudad que le había dado nombre. Inmovilizado y con la ciudad bajo un inclemente asedio que duraría media guerra, el Leningrad se dedicó a dar apoyo artillero a los defensores con sus 130mm.

Curiosamente, el Leningrad después de la liberación de la ciudad no volvió a participar en operaciones navales en el Báltico.

El fin de la guerra lo vio pasar a roles de menor importancia y rearmado con nuevos adelantos como sonar y directores de tiros más modernos. Pero en abril de 1958 fue dado de baja tras dos décadas de carrera y su casco se usó como blanco.

En el Juego

El “Leningrad” es una bestia. Es rápido, muy rápido, increíblemente rápido. Además es potente y difícil de detectar. Y es rápido, no sé si lo dije lo suficiente.

Pega, hunde y se retira antes de que los enemigos puedan reaccionar.  Se siente como si pudiese estar un tier más arriba sin problema.

Es en muchos aspectos un típico destructor ruso. Confía en su potencia artillera y velocidad para cazar a sus presas usuales. Puede hacer todos los trucos típicos de estos, como disparar desde la niebla o correr y acribillar a los infortunados destructores japoneses que se dejen ver.

Sin embargo este DD no es una repetición del “Kiev”. Es mucho más versátil gracias a que su rango de detectabilidad es solo a 7,3 km. Los torpedos tienen un aceptable rango de 8 km con una velocidad de 60 nudos. Esto abre un nuevo rango de posibilidades. Además tiene más HP.

Lo malo es que el “Leningrad” es un diseño más antiguo y tiene algunos problemas con sus armas. Al ser montajes individuales en un casco estrecho tienen problemas al molestarse entre si las armas principales y las antiaéreas. y estas últimas limitan el giro y el ángulo de tiro de algunas de estas. Así entonces para hacer fuego con todas las armas hay que mostrar mucho del costado del barco. Otro problema es la baja velocidad de rotación de los cañones. Eso hace que a veces se pierdan segundos valiosos hasta que los cañones tomen al blanco.

Tanta velocidad nos lleva el segundo punto flojo que en este caso deviene de sus 46 nudos (a los que llega cuando se usa el consumible). Su radio de giro es amplio y tiende a irse de cola cuando dobla.

En resumen el “Leningrad” es un destructor híbrido que puede desempeñar el rol de “cañonero” o “torpedero” de acuerdo a lo que la situación requiera. Su velocidad y torpedos compensan la incómoda disposición de las torretas que es uno de sus puntos flacos. El capitán astuto debe tomar la decisión estratégica de que rol cumplir para cazar su presa.

Anuncios

1 comment on “Leningrad: El primer destructor soviético

  1. erasmo

    para mi fue el mejor destructor ruso, yo tengo el juego y desearía tenerlo….Muy pronto….

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: